Descubre cómo ahorrar en calefacción: Trucos y consejos

Termina la temporada de calor,  el gasto en aire acondicionado se termina, pero toca sustituirlo por el de la calefacción. En siguiente artículo te contamos cómo ahorrar en calefacción para que tu bolsillo no sufra.

Llega el frío y con él el incremento en la factura de consumo energético. La calefacción supone uno de los principales gastos de muchos hogares. Según la OCU en los hogares españoles se consume una gran cantidad de energía, procedente principalmente de la calefacción, siendo casi la mitad. En general, el gasto varía dependiendo de algunas características, como el tipo de vivienda. La temperatura aconsejable por el día es de 19ºC a 21ºC y sin embargo por la noche es recomendable que baje hasta entre 15ºC y 17ºC.

Trucos y consejos para ahorrar en calefacción

Gastar menos este año en calefacción está vuestra mano y para ello tendréis que hacer unos pequeños cambios en casa. A continuación, os enseñaremos algunos trucos y consejos de cómo ahorrar en calefacción y así abaratar la factura. Existen diferentes maneras de conseguirlo, y en muchos casos no os costará dinero.

Aislar bien la vivienda

La mayoría del calor generado se escapa por los rincones de nuestros hogares por eso os enseñamos cómo ahorrar en calefacción. Por ello es importante que comprobéis que las puertas y ventanas cierran correctamente para evitar que el calor se disipe y que entre el aire frío de la calle. Para las puertas y ventanas podéis colocar burletes. Son sencillos sistemas que obstaculizan la entrada de aire y ayudan a mantener la temperatura interior. También podéis cambiar las ventanas por unas de doble cristal que, aunque inicialmente suponen una gran inversión económica, a largo plazo son rentables.

Ventilación

A la hora de ventilar la casa es recomendable hacerlo temprano. En invierno con 10 minutos es suficiente para renovar el aire. Recordar no hacerlo con la calefacción encendida, sino estaréis perdiendo energía.

Purgar los radiadores

No os olvidéis de purgar el aire de los radiadores antes de que el frío llegue a vuestra casa. Purgando los radiadores os aseguraréis de que el agua caliente circula bien y conseguiréis así un mayor rendimiento de la caldera. Es sencillo, solamente tenéis que abrir el purgador del radiador y con un destornillador dejar que salga el aire. No olvidéis poner un recipiente debajo para el agua que cae con la salida de aire. Es recomendable que los radiadores estén limpios y sin elementos que dificulten la expulsión de aire caliente. Poner ropa encima de los radiadores ralentiza el calentamiento de nuestro hogar debido a que la caldera trabaja más y por tanto, un mayor consumo de calefacción.

Decoración

También podéis optar por decorar con alfombras y cortinas de colores cálidos porque absorben el calor del sol y ayudan a subir la temperatura del hogar. Utilizar cortinas en las ventanas que dan al exterior también puede ser una buena idea ya que actúan como aislante.

Cómo ahorrar en calefacción

 

Temperatura constante

Os aconsejamos mantener una temperatura constante durante el día, no obstante, si existe alguna habitación en la que no vayáis a pasar tiempo sería suficiente con cerrar el radiador y cerrar la puerta de esa habitación para que no altere la temperatura del resto del hogar. También podéis haceros con un termostato digital ya que te permite programar el encendido y apagado, para que en caso de olvido se desconecte automáticamente cuando sea necesario.

Revisión caldera

Es importante realizar una revisión anual acompañada de un buen mantenimiento. Os ahorrará hasta un 15% en las facturas.

Recuerda incorporar estos tips de cómo ahorrar en calefacción sin que suponga un trabajo más. Como podéis ver muchos de los trucos son muy sencillos, por eso os animamos a ponerlos en práctica ¡Seguro que merece la pena!