Repara tus muebles de jardín para la primavera

Tras el frío del invierno, toca retirar las fundas y sacar los muebles de jardín para preparar tu terraza o jardín para el buen tiempo.

Para disfrutar de tus muebles de jardín en primavera y verano como los primeros días necesitas saber una serie de trucos que nosotros te damos para que parezca que el tiempo no ha pasado por ellos. Los muebles puedes sufrir desgaste aunque no esten expuestos a los cambios meteorológicos.

Descubre cómo reparar tus muebles de jardín

Sin embargo, puede que tus muebles solo hayan acumulado polvo o que tengan zonas con verdín provocado por la humedad. Para que puedas tener un jardín perfecto esta primavera, te contamos cómo puedes limpiar tus muebles, repararlos y protegerlos de los cambios de clima.

Para disfrutar de tus muebles de jardín en primavera y verano como los primeros días necesitas saber una serie de trucos

Repara tus muebles de jardín de madera

Los muebles de madera necesitan unos cuidados y un mantenimiento especial, ya que los cambios de temperatura afectan a este material generando grietas y zonas más porosas, a las que debemos prestar mayor atención.

Conoce los cuidados de tus muebles de jardín y no dejes que el tiempo los deteriore

Paso 1: limpiar el mobiliario de jardín

El primer paso para devolver a tus muebles su mejor aspecto, consiste en limpiarlos a conciencia. Para ello, puedes utilizar un trapo y aplicar acetona o agua con jabón sobre toda la superficie del mueble.

Asegúrate de limpiar bien todo el mobiliario hasta que las zonas ennegrecidas hayan desaparecido y la superficie quede en un tono uniforme. Debes prestar especial atención a las zonas agrietadas para que no queden restos de suciedad en su interior.

Paso 2: lijar bien la madera

Una vez que has limpiado el mueble, toca lijar la superficie. Para realizar este paso, utiliza una lija de grano fino hasta conseguir un acabado fino y suave. Es una tarea un tanto tediosa, especialmente si el mobiliario tiene recovecos a los que es difícil acceder con la lija, pero este paso es muy importante porque prepara la madera para su posterior tratamiento.

Paso 3: tratamiento de la madera y acabados

En función del resultado que quieras conseguir, necesitarás un tipo de productos u otros. Por ejemplo, si te interesa cambiar el aspecto de tus muebles de jardín y que al mismo tiempo estén protegidos, puedes utilizar un barniz sobre la madera.

El barniz permite cambiar el color del mobiliario destacando las vetas que tiene la propia madera. Para aplicarlo necesitarás una brocha que te ayude a distribuir el producto. Recuerda que el barniz debe aplicarse en el sentido el dibujo de la veta de la madera.

Si prefieres pintar el mueble, puede que necesites aplicar una imprimación para cubrir bien los poros antes de aplicar la pintura del color que desees.

En el caso de que quieras restaurar tu mueble y darle un aspecto vintage o envejecido, puedes seguir los consejos de nuestro post sobre Cómo utilizar la pintura de tiza en casa, donde encontrarás los pasos a seguir para utilizar este tipo de pintura en tus muebles de madera.

Cómo reparar tus muebles de jardín de PVC

En muchas casas los muebles de jardín de PVC o resina son los más habituales. Aunque no necesitan tantos cuidados como el mobiliario de madera, sí es cierto que es necesario revisarlos al inicio de la nueva temporada para asegurarnos de que se encuentran en buen estado.

Repara tus muebles de jardín y consigue darles un aspecto como nuevos

El PVC es un material resistente y derivado del plástico que tiene muchos tipos de usos. Es muy utilizado en exteriores, esto se debe a la buena resistencia que presenta este material ante la humedad.

Para preparar tus sillas y mesas de PVC para la primavera, al igual que en el caso del mobiliario de madera, comenzamos limpiando a conciencia los muebles de PVC. En este caso, retiraremos la primera capa de polvo y suciedad con un cepillo de cerdas blandas, de esta forma evitaremos que el mueble se arañe.

Una vez eliminada la mayor parte de la suciedad, utilizaremos una bayeta para limpiar con agua y jabón la superficie de los muebles. Si lo prefieres, puedes utilizar limpiadores específicos de carpintería para PVC y aluminio que te ayudarán a acabar con la suciedad. En el caso de encontrar zonas especialmente sucias o grasientas, puedes utilizar vinagre como desengrasante y continuar aplicando el limpiador.

¡Aprovecha los días de sol para sacar tus muebles de jardín y ponerlos a punto para la primavera!