Descubre y Compra Online más de 100.000 productos en leroymerlin.es. Unidos para ofrecerte más: Aki + Leroy Merlin.

AkiLogo.png0
AKI
Buscar
X

Prepara el terreno para la plantación

Te ayudamos a mejorar las condiciones del suelo de plantación para que de esta manera lograremos un correcto crecimiento de las plantas.

Primavera

Prepara el terreno para la plantación

 

El suelo de tu jardín va a necesitar un mantenimiento y cuidado para gozar de buena salud. Vamos a partir de una situación de suelo descuidado, un suelo al que hace tiempo que no se mantiene, aunque estas tareas las vamos tener que realizar todos los años, en suelos en barbecho.

Hay 5 tareas fundamentales: desbrozar, airear, mullir, allanar y abonar. Si te parece, vamos a ir explicando cada una de ellas:

Desbrozar

La primera acción que tendremos que acometer es la de desbrozar el terreno y quitar las plantas adventicias o malas hierbas.

Un truco que te ayudará a retirar muchas malas hierbas será la de regar profusamente el día anterior al desbroce, después con la ayuda de unos guantes podrás arrancarlas manualmente.

Procura arrancar también las raíces, porque de mantener las raíces volverán a salir.

Airear

Ahora que tenemos el terreno limpio pasamos a airear el terreno. Para ayudar a oxigenar la tierra tenemos que airearla y para ello lo que vamos a hacer es descompactarla. Tenemos que mover la tierra hasta llegar entre 20 cm y 30 cm. Si la superficie no es muy grande, con paciencia unos buenos guantes y una azada nº 42 mínimo, nos ponemos a ello.

  • Traza hileras en el terreno y utiliza la azada. Recuerda, para ser más eficientes, que la azada no es un pico, por tanto no levantes en exceso la azada y golpea y saca, golpea y saca. Otra posibilidad, que te va a ahorrar unas buenas agujetas es utilizar una motoazada.
  • Para ello, regula la profundidad y dale pasadas al terreno. Te recomendamos hacer varias pasadas, por tanto en la primera pasada regula la profundidad a unos 10 cm y en las siguientes pasadas aumenta la profundidad.
  • Establece hileras a lo largo y después, pasa la motoazada a lo ancho.
  • Antes de pasar a mullirlo, es recomendable que dejes unos días el terreno así para que se vaya oxigenando las capas más profundas del suelo. Aunque hay personas que directamente, pasan a mullir el terreno. 

Mullir

Una vez que hemos aireado el suelo, toca mullirlo. En esta tarea lo que vamos a hacer es deshacer los terrones de tierra. La motoazada te ha ayudado mucho en airear el terreno y, cuantas más pasadas hayas realizado, más terrones habrás deshecho.

Lo que se pretende con esta acción es dejar la tierra suelta para que la fase líquida pueda actuar. Es decir, para que el agua pueda llegar mejor a los estratos más profundos de nuestro suelo, y posibilitar que las raíces de las plantas puedan desarrollarse sin mucho esfuerzo.

  • Una opción muy interesante durante esta fase es ir incorporando abono, para mezclarlo con la tierra del suelo y garantizar que parte del abono actúe como abono de fondo.

Como el tema de los abonos es muy extenso, pues dependen muchos factores, (tipo de suelo, acidez del suelo, tipos de plantas, etc) lo más recomendable es utilizar un abono universal.

  • Esto es sólo un aporte, porque más tarde volveremos a aportar abono, pero de superficie.

Alisar

Ya podemos pasar a alisar el terreno, para ello vamos a utilizar la herramienta más adecuada para esta tarea, el rastrillo.

  • Primero pasaremos el rastrillo, sin profundizar mucho, con los dientes hacia el suelo. Lo que estamos haciendo te ayudará a ir retirando las pequeñas piedras o restos de raíces y plantas que han quedado en el suelo después de las acciones anteriores. Lo haremos en hileras y empezando por el lado más largo.
  • Una vez que hayamos realizado las pasadas con el rastrillo en toda el área, realizamos unas pasadas en el lado ancho.
  • Después comenzamos a alisar. Para ello, con la parte posterior del rastrillo (los dientes mirando hacia el cielo) iremos pasando sobre el terreno para alisar el terreno. Actuaremos igual que en la fase anterior, es decir, establece hileras y alisa con el rastillo desde el lado largo del terreno.

Abonar

El terreno ya está alisado, ahora solo tendremos que abonar el terreno.

  • Prepara el abono sobre la superficie abriendo los sacos y creando pequeños montones.
  • Con la ayuda del rastrillo, tal y como has hecho al alisar, con la parte posterior, reparte de manera homogénea el abono por toda la superficie.

Ya tienes preparado el terreno para las plantas.

 

 

Nuestros productos

Echa un vistazo

SUELOS DE EXTERIOR

PREPARA TU TERRAZA PARA EL VERANO

Descubre más

CONJUNTOS DE MESAS Y SILLAS

DISFRUTA COMIENDO EN FAMILIA

Descubre más

ILUMINACIÓN CHILL OUT

DALE UN TOQUE COOL A TU JARDÍN

Descubre más

PINTURA EXTERIOR

UN NUEVO COLOR EN LA FACHADA DE TU CASA

Descubre más