Cómo crear una tienda tipi para tus hijos este verano

Actualmente, los tipis o tiendas indias se han puesto muy de moda como lugar de juegos. Existen de todo tipo de tamaños, colores y elementos. En ellas, los más pequeños de la casa disfrutan teniendo su propio espacio donde jugar, leer, inventarse historias e incluso descansar.

Con la llegada del verano, nuestros hijos pasan a tener mucho tiempo libre y en algunos casos, cuesta tenerlos entretenidos. Por eso, en este post os vamos a enseñar a hacer una tienda tipi donde podrán jugar y disfrutar de su propio espacio.

Materiales necesarios

Manos a la obra

Antes de empezar a construir la tienda tipi para nuestros hijos, tendremos que calcular las medidas de los palos de bambú. Tendrán que tener la medida adecuada a la habitación en el que va a estar nuestro tipi. Para cortar los palos de bambú emplearemos un sierra de arco.

Cortados los palos de bambú, ataremos la parte superior de tres de los seis palos  Para ello, emplearemos una cuerda de sisal. Una vez bien sujetos los tres primeros palos de bambú, añadiremos los otros tres palos que nos quedaban, empleando cuerda de sisal. Cuando tengamos todos bien sujetos, pasaremos a abrir, todos los palos de bambú, hacia fuera creando una base hexagonal.  Para que no se mueva la base, pasaremos por la parte inferior de los palos cuerda de sisal. Os recomendamos, dejar el mismo espacio de separación entre los palos de bambú. De este modo, crearemos una base de aspecto simétrico.

Una vez creado el esqueleto de nuestro tipi, pasaremos a hacer sus paredes. Para ello, emplearemos tela. La selección de la tela es personal. Nuestro consejo es que seleccionéis la tela con vuestro hijo o hija, ya que, al fin y al cabo, el tipi va a ser para ellos. Seleccionada la tela, recortaremos la parte superior para que asomen, un poco, las puntas superiores de los palos de bambú. Antes de poner la tela encima del esqueleto de nuestro tipi, te recomendamos coser en los  extremos de la tela una cinta. Entre la cinta y la tela, introduciremos la parte inferior de los palos con el objetivo de que la tela quede bien tensa. Una vez colocada la tela por encima del esqueleto previamente creado, habremos conseguido hacer el tipi para nuestros hijos.

Construido el tipi, solo nos quedará darle unos toques decorativos. Os proponemos colocar una alfombra dentro de la tienda para que nuestro hijo o hija no coja frío y se encuentre más cómodo, una serie de cojines con el objetivo de crear un espacio más acogedor y uno de los peluches favoritos de nuestro hijo o hija. También, podemos poner una guirnalda de luces. De esta manera, los más peques podrán disfrutar del tipi al caer el sol.

¿Os animáis a hacer un tipi a vuestros hijos? ¡Seguro que les encanta! 😉