Aprende cómo poner la cinta de una persiana ¡Hazlo tú mismo!

Las persianas son grandes aliadas silenciosas de nuestro hogar a las que, generalmente, no prestamos apenas atención. Sin embargo, con el uso y paso del tiempo se deterioran y no funcionan correctamente y por esocuando comienzan a deshilacharse o a atascarse es aconsejable sustituirla para evitar roturas inesperadas. Nos proporcionan sombra y frescura en verano e intimidad durante el invierno. Para la mayor parte de la población las persianas son imprescindibles cuando quieren descansar ya que impiden el paso de la luz. El aislamiento acústico y lumínico siempre ayuda a mejorar la calidad de nuestro sueño.

Casi la mitad de la población prefiere tener un desperfecto en sus viviendas que tomarse la molestia de arreglarlo, siendo uno de los problemas más comunes una persiana estropeada. Sabemos que para vosotros, nuestros expertos en bricolaje, esto es una tarea más que sencilla, así que en AKÍ os enseñaremos cómo poner la cinta de una persiana en poco tiempo.

Materiales y herramientas necesarios

En nuestras tiendas AKÍ encontrarás los accesorios necesarios para poner la cinta de una persiana.

cinta de persiana

¿Cómo poner la cinta de una persiana?

Paso 1: ¡Comenzamos! En primer lugar, deberás bajar del todo la persiana y retirar la tapa del cajón, bien tirando si está unida por presión o desatornillando los tornillos que lo fijan para poder acceder al tambor de la persiana y observar en que punto se ha estropeado la cinta.

Paso 2: El siguiente paso es retirar las cuerdas y el eje metálico de la persiana.

Paso 3: Desatornilla de la pared el recogedor de la persiana. ¡No olvides guardar los tornillos para después volver a atornillarlos!

Paso 4: Suelta con cuidado la cinta antigua del punto de anclaje y retira el tornillo que sujeta la cinta al recogedor. Después saca toda la cinta de la persiana.

Paso 5: Pasa la cinta nueva por el pasacintas, con cuidado, para que quede totalmente lisa. Después deberás introducirla en el orificio del plato y hacer un nudo.

Paso 6: Enrolla la cinta en el disco girando a la vez el tambor para después atornillar los tirantes metálicos del tambor. Después tendrás que fijar la cinta al recogedor.

Paso 7: Atornilla la caja del recogedor de la persiana a la pared y comprueba que la persiana sube y baja fluidamente.

Paso 8: Por último coloca la tapa del cajón en su sitio, y ya habrás terminado de colocar la cinta de la persiana.

Aprovechando que has reparado la persiana, dedica unos minutos para realizar una buena limpieza. Deberás ir quitando el polvo o suciedad lama a lama, fíjate no haya alguna lama deteriorada. En ese caso tendrás que cambiarla. Muchas veces la suciedad es el causante de los atascos de las persianas, por ello limpiarla puede evitar tener que desmontarla de nuevo para ver qué ocurre.

Esperamos que te haya resultado útil nuestro artículo sobre cómo poner la cinta de una persiana, una sencilla tarea de mantenimiento que te resultará #tanfácilquenotelocrees.