Convierte una bobina de cables en una mesa de exterior

Actualmente, el hábito de reciclar ha entrado en nuestras vidas y es raro encontrar a una persona que no lo haga. Ya no solo hablamos de tener diferentes cubos de basura en casa, para los envases de cartón, de plástico, vidrio y para el resto de los residuos, sino que hablamos de reutilizar cosas que tenemos en casa, ya sea porque se han quedado viejas o que, simplemente, ya no las usamos. En artículos anteriores, hemos hablado de reutilizar pales de carga para convertirlos en un conjunto de muebles de exterior original y personalizado, o también darle una segunda vida a una silla, convirtiéndola en un columpio para nuestro porche o jardín. Son ideas sencillas, que podemos hacer nosotros mismo sin la necesidad de comprar. Tenemos un montón de cosas a nuestro alrededor que podemos aprovechar y convertirlas en muebles, accesorios decorativos, etc. En el siguiente artículo el objeto que hemos seleccionado es una bobina de cables.

¿Cuál es nuestro objetivo? Crear una mesa para jardín, donde colocar una sombrilla y conseguir un ambiente agradable de sombra para comer o descansar. ¡Comenzamos!

Materiales

Paso a paso

1- Lo primero de todo, cuando hayamos conseguido la bobina de cables, eliminaremos los clavos, astillas y todos los elementos que sobren de la bobina. La limpiaremos con agua y jabón, una vez hayamos eliminado todo, para retirar la capa de suciedad que tenga. En el caso de que sea comprada no será necesario realizar este primer paso, si que es aconsejable pasar un trapo seco para eliminar el polvo que pueda tener, pero con eso sería suficiente.

2- Cuando tengamos todos los elementos extras fuera (clavos, astillas…) y bien limpia la bobina pasaremos al siguiente paso, lijarla. Lijaremos toda la superficie, dependiendo del tamaño de esta  utilizaremos una lijadora o será suficiente con papel de lija. Es aconsejable que las esquinas y los pequeños huecos se hagan con una lija de grano medio o fino.

3- Dependiendo del estilo que queramos darle a nuestra mesa aprovecharemos para pintarla de algún color vivo o de colores más claros. Si por el contrario, queremos mantener el color natural será suficiente con pasar un barniz para madera de exterior.

4- Debemos dejar secar la pintura o el barniz, según indique el producto. Cuando lo tengamos listo atornillaremos las cuatro ruedas. Las ruedas las colocaremos formado un cuadrado para que quede totalmente equilibrada la mesa. Las bobinas pueden llegar a pesar hasta 100kg, por ello será de gran ayuda tener ruedas para desplazarla.

Decoración

Una vez tengamos la base hecha, es decir lo conversión de la bobina de cables a mesa, pasaremos a decorarla un poquito más. Siempre, esto depende de los gusto de cada uno o del estilo que ya esté establecido en el espacio que vayas a poner. Pero si queréis ir un poquito más allá aquí os dejamos algunas ideas.

  • Dibujos decorativos pintados en la superficie. Podemos marcar la superficie de la mesa con algunos dibujos, pueden ser flores, hojas o los elementos que queramos.
  • Colocar pequeñas baldosas que formen un mosaico de colores. Es una manera muy original de dar color y cubrir la mesa. Facilita la limpieza de esta y la hace más agradable a la vista.
  • Cubrir toda la superficie con un cristal. Es de las opciones más clásicas, pero también de las más cómodas. Simplemente tienes que tomar las medidas de la mesa y acoplar un cristal redondo a ella. Es fácil de limpiar, si se quiere destinar la mesa para comer. ¡Recuerda! no tapes el agujero central para la sombrilla.

Esperamos que os haya servido de inspiración para poneros manos a la obra. Con cosas inimaginables se pueden crear cosas estupendas que decoren y amuebles tu hogar.