Crea tus propias estanterías de aire nórdico y diferente

Actualmente, las estanterías se han convertido en tendencia decorativa. Existen gran variedad de modelos, formas y colores que hacen diferente y personal el espacio en el que se colocan. Nos permiten tener nuestras habitaciones, salones y recibidores ordenados a la vez que decorados.

Este año, en la decoración, el estilo nórdico ha ganado mucha fuerza y no queremos quedarnos atrás. Por eso, en este post os vamos a proponer dos ideas de bricolaje fácil. Crearemos dos estanterías diferentes, originales y funcionales consiguiendo un aire nórdico en el espacio donde las situemos.

Estanterías con cuerdas

Antes de empezar, necesitaremos varios tableros de madera. El número de tableros variará en función del número de baldas que queramos que tenga nuestra estantería. Emplearemos una sierra para cortar las baldas a la medida que nosotros deseemos y un papel de lija para que nuestras baldas queden perfectamente rematadas. A su vez, nos será imprescindible comprar cuerda.

Una vez que tengamos todos los materiales necesarios, comenzaremos con el bricolaje. Tendremos que calcular la distancia entre una balda y otra. Para esto, deberemos de tener en cuenta los elementos decorativos que vamos a colocar en nuestra estantería. Cortaremos las baldas a la medida que nos interese y lijaremos los bordes para que quede perfectamente rematada. Después, haremos un agujero en cada una de las esquinas de nuestras baldas. Cuidado, hay que tener en cuenta el grosor de nuestra cuerda ya que por eso agujeros deberá de pasar. No hay que olvidarse de medir la longitud de las cuerdas. Os recomendamos que dicha longitud tiene que ser más larga de la que queremos que tenga nuestra estantería. Esto se debe a que debajo de cada balda haremos una serie de nudos para que, las baldas, se mantengan inmóviles. De esta manera, reduciremos automáticamente la longitud de nuestra cuerda original. Por último, nos quedará colgar nuestra estantería al techo. Para ello, emplearemos hembrillas cerradas. Una vez colocadas las hembrillas, solo nos quedará pasar las cuerdas con las baldas por las hembrillas.

estantería 3

 

Estanterías con cintas de cuero

Se necesitará un tablero de madera que nos hará la función de balada para nuestra nueva estantería. El producto estrella, que no nos puede faltar, es la cinta de cuero. Puede ser de cuero oscuro o claro. Si lo deseamos, podemos personalizar el cuero pintándolo de colores. A su vez, emplearemos un sacabocados para perforar el cuero y no estropearlo. Finalmente, utilizaremos dos ganchos que irán colocados en la pared que deseemos poner nuestra nueva estantería.

Comenzaremos, nuestro bricolaje, cortando la cinta de cuero en dos. Nosotros os proponemos que cada cinta mida 50 cm de largo. Una vez que tengamos las dos tiras, será el momento, para las personas que lo deseen pintarlas. Si hemos escogido la opción de pintar, deberemos de esperar a que la pintura se haya secado y sino, procederemos a agujerear cada extremo de las dos cintas. Para perforar el cuero emplearemos el sacabocados. Ojo, el orificio deberá de ser lo suficientemente grande como para que después entren los ganchos que nos permitirán dejar suspendida en el aire nuestra estantería. Colocaremos los ganchos en el lugar que deseemos situar nuestra nueva estantería. Una vez que tengamos puestos los dos ganchos en la pared, cogeremos las dos cintas de cuero perforadas y las colgaremos cada una de un gancho. Una vez colgadas, pondremos nuestra balda de madera a través de ellas. Cuando nuestra balda se encuentre entre las cintas de cuero habremos conseguido crear nuestra nueva estantería. Esta idea de bricolaje la podremos repetir tantas veces como queramos. Os proponemos que, si creáis más de una, las hagáis de diferentes tamaños. De este modo, daremos un aire nórdico, moderno y desenfadado al ambiente.

estantería 2

¿Te sumas a la tendencia de las estanterías en el hogar? 😊