La barbacoa perfecta para tu hogar

Uno de los planes que más apetece cuando el buen tiempo acompaña es compartir buenos momentos al aire libre y reunirse con la familia o amigos alrededor de una barbacoa, disfrutando de una buena comida. Al tratarse de una cocina lenta, entre la preparación de las brasas y la comida, podemos disfrutar de los rayos de sol y de la buena compañía.

En este post vamos a hablar de barbacoas. Existen varios tipos de barbacoas como por ejemplo de carbón, de carbón y leña, de gas o eléctricas. Nos vamos a centrar en dos de ellas que van a ser las barbacoas de obra y las barbacoas portátiles de carbón. Este tipo de barbacoas son una opción ideal para disfrutar en nuestros hogares y se pueden adaptar a prácticamente cualquier espacio exterior.

Barbacoa de obra (leña y carbón)

Si disponemos de un gran espacio en nuestro jardín o terraza, os proponemos comprar una barbacoa de obra, o de leña y carbón. Al necesitar leña para su empleabilidad, os sugerimos crear o comprar una serie de cajoneras de madera dónde mantener ordenada y guardada la leña. ¡Ojo! Tenemos que recordar que la leña deberá de ser protegida por una lona protectora. Gracias a ésta, nuestra leña se hallará lista para su uso en cualquier momento.

Si seguimos teniendo espacio en nuestro jardín o terraza, podemos añadir un módulo próximo a la barbacoa, con o sin fregadero. Este módulo nos permitirá ser el mejor anfitrión. Seremos participes de las conversaciones con nuestros invitados y del buen ambiente creado. Gracias al módulo no tendremos que desplazarnos hasta la cocina, ya que tendremos todos los utensilios necesarios en él.

Os aconsejamos que la barbacoa no se encuentre muy próxima de la mesa dónde estarán sentados nuestros invitados. Así, evitaremos que cojan olores a comida o brasas. Si tenemos pensado hacer barbacoas a la luz del día, será necesario contar con una pérgola de madera, parasol o toldo de vela. Estas nos ayudaran a protegernos del sol.

Para que la estancia sea más acogedora, os proponemos que decoréis el jardín o terraza con distintos maceteros. En ellos podemos plantar distintas variedades de flores, dando así un aire más acogedor al espacio. De esta manera, conseguiremos que nuestros invitados disfruten de la comida y que se sientan cómodos.

Si te encantan las barbacoas y sueles cocinar a la parrilla y además, dispones de un espacio amplio en tu jardín, las barbacoas de obra son la opción más recomendable y con la que más vas a disfrutar de la inversión realizada.

 

Barbacoa portátil de carbón

Si no tenemos suficiente espacio en nuestro jardín o terraza como para poner una barbacoa de leña y carbón, no nos tenemos que desanimar, podemos poner una barbacoa de carbón. Para que nuestros invitados vean que somos los mejores chefs, deberemos tener los utensilios necesarios para la preparación y manipulación de la comida en la barbacoa. Alguno de estos utensilios serán las pinzas para preparar la comida, espátula para manipular los alimentos, tendero para dar la vuelta a la comida y cepillo para limpiar fácilmente la parrilla.

Si no podemos tener una mesa fija en nuestro espacio exterior, deberemos tener una mesa y sillas plegables. Estas las podemos colocar y quitar cada vez que queramos. Ajustando nuestro espacio al momento. Si tenemos una terraza, sin jardín, te proponemos que pongas césped artificial. De esta manera nuestro espacio será más acogedor.

Si no eres un gran aficionado a las barbacoas y la usas de manera poco frecuente, está claro que la mejor opción es la barbacoa portátil de carbón. Su coste es inferior y siempre podrás guardarla en un trastero o garaje para que no moleste en tu terraza o jardín.

Barbacoa 1

¿Leña o carbón?

Vamos a contaros las diferencias que existen entre dos de los materiales más utilizados en las barbacoas. La leña y el carbón. El carbón para barbacoas es carbón vegetal, que se fabrica carbonizando leña. Una de las diferencias entre el carbón y la leña es que el primero, se convierte mucho antes en brasas que la leña. La leña debemos de prenderla y esperar mucho más tiempo a que las llamas terminen convirtiendo la madera en brasas.

Existen diferentes variedades de carbón, como el carbón de encina, que se fabrica en Extremadura; carbón de quebracho, que llega de Argentina, y una serie de variedades como el carbón de cáscara de coco que emiten menor humo. Todos ellos tienen unas características diferentes que nos aportan aromas y temperaturas según la necesidad de cada plato.

A la hora de encender el carbón, la forma más sencilla es colocar una pirámide de pastillas de encendido e ir colocando el carbón encima de dicha pirámide hasta crear una montaña que ira transmitiendo el calor. Para el encendido de la leña, se irá construyendo una pequeña pirámide, primero de estacas, paja y madera fina para posteriormente, hacer encima de esta pirámide otra con troncos y maderos más gordos.

 

Como ves, si quieres hacer una barbacoa, puedes 😉. Solo tienes que elegir la que mejor se adapta a tus necesidades y listo. Es tan fácil que no te lo crees.