Los zapatos de seguridad cómodos para el trabajo

El porcentaje de bajas laborales a causa de golpes es muy alto. En el entorno laboral los trabajadores tienen que estar protegidos, sobre todo en los sectores como la industria o la construcción. El equipamiento de protección es un aspecto muy importante en el día a día del trabajador. Dentro del equipamiento de protección se encuentran las gafas de seguridad, guantes, casco de seguridad, tapones para los oídos y los zapatos de seguridad, de estas últimas vamos a hablar en el siguiente artículo.

Un trabajador pasa toda su jornada laboral con ellas puestas, por lo tanto, además de cumplir la función de proteger, también tiene la de asegurar al trabajador comodidad para que puede desempeñar su trabajo sin ningún problema. Los zapatos de seguridad tienen que ser sus aliados, no sus enemigos. Actualmente en el mercado existen una gran cantidad de zapatos y botas de seguridad de diferentes precios y marcas. Tenemos que fijarnos siempre en las características y prestaciones que nos dan. Que el material sea bueno, como el cuero, la suela tenga buena amortiguación para que así aguanten todo el peso que nosotros les queramos poner y un largo etcétera de características. A continuación, hemos reunidos algunas de las más importantes que tienen que cumplir los zapatos de seguridad.

Zapatos de seguridad

Características de los zapatos de seguridad

  1. Suelo antideslizante: Los zapatos tienen que garantizar una adherencia al suelo máxima, evitando así resbalones, caídas y otros accidentes laborales comunes. Dependiendo donde desarrolles el trabajo podrás encontrar más obstáculos como pendientes, arena, cementos, etc.
  2. Puntera de seguridad: La puntera de seguridad es el elemento clave de todo calzado de este tipo. Además de proteger el pie, hace que el zapato dure más tiempo, ya que tiene un doble refuerzo en esa parte (la más castigada). Las punteras pueden ser de diferentes materiales. Acero, aluminio y composite.
  3. Impermeable: En la mayoría de los trabajos el contacto con el agua o otras sustancias líquidas es habitual. El calzado tiene que estar preparado para ello y no todos lo están. Si no es impermeable nuestro pie sufrirá y los zapatos no nos durarán nada de tiempo.
  4. Aislante: Del mismo modo que el zapato tiene que ser impermeable, este tiene que ser aislante. No dejar pasar el frío y conservar el calor. Para reforzar esto existen plantillas térmicas, aunque si compramos un zapato de seguridad de calidad este tendrá en la suela una capa térmica que no permitirá que el frío entre dentro de nuestros pies.
  5. Comodidad: Como anteriormente hemos mencionado los zapatos de seguridad tienen que proporcionar protección al trabajador, pero, además, comodidad. Es su calzado diario, con el que debe de andar, subir a las alturas, rozarse con elementos, etc. Tiene que ser un calzado todoterreno y cómodo. Para conseguir esto, el pie tiene que estar libre dentro del zapato, no tiene que sentirse en una cárcel. Algunos de los zapatos tienen en la parte del tobillo llevar cordones para atar y sujetar bien el pie de esa parte, permitiendo más movimiento al pie.

Esperamos que os hayan servido de ayuda todas las características básicas recogidas. Lo importante es que el calzado escogido mínimo cumpla estas características, porque la seguridad del trabajador es lo más importante.