Mantenimiento de piscinas      

Tener una piscina en nuestro jardín es un verdadero lujo. Ahora en verano se agradece darse un chapuzón después de trabajar u organizar fiestas los fines de semanas en ella. Un espacio ideal para disfrutar de agradables momentos. Todo visto desde fuera es maravilloso, pero las piscinas, para que estén perfectas y nos podamos bañar en ellas sin problema, tienen que tener un mantenimiento adecuado a lo largo de todo el año. En el siguiente artículo vamos a hablar de los cuidados principales para que luzca perfecta.

Cuando hablamos de mantenimiento no solo hablamos de la instalación, sino también del agua en el que haremos frente al calor del verano. A este agua, para que dure toda la temporada y no sea dañina para nosotros, tenemos que suministrarle los productos necesarios y mantenerla así en condiciones óptimas.

Interior de la piscina

Regulación del pH

El pH nos ayuda a medir el nivel de acidez de nuestra piscina. El nivel de pH puede ir desde 0 a 14, pero nunca tiene que alcanzar alguno de estos dos extremos. Cuando el pH es menor de 7 quiere decir que el agua tiene demasiada acidez, es decir, si nos metemos en ella nos va a causar irritación en los ojos y puede provocar que algunos elementos de la piscina se deterioren. Por el contrario, si el pH es mayor de 8 quiere decir que la acción de cloro es poca. ¿Qué nos puede provocar esto? Daños en la piel, que el agua esté más turbia y la presencia de cal.

Lo ideal es que el pH se encuentre entre el 7 y el 7,8. Para saber en que grado está el pH del agua de nuestra piscina nos ayudaremos de un análisis de agua.

Regulación del Cloro

El cloro se encarga de la oxidación de los elementos orgánicos de la piscina. Habitualmente el cloro se suministra de diferente manera según en el momento en el que nos encontramos. Es decir, cuando va a comenzar la temporada de baño se suele echar una gran cantidad de cloro a la piscina para que eliminé todas las sustancias orgánicas lo que hay en ella. Durante la temporada se siguen suministrando cantidades de cloro, pero más paulatinamente, en Skimmer o en boyas flotantes.

piscinas

Productos de para todo el año

Como antes hemos comentado el mantenimiento de una piscina se realiza durante todo el año. Por lo que durante el invierno también hay que suministrar productos para aumentar la vida útil de la piscina y reducir los gastos de mantenimiento. El invierno también es buena época para hacer limpieza de la piscina por completo si aprovechamos esta época para vaciarla.

Exterior de la piscina

El exterior y los alrededores de la piscina también sufren deterioros con el uso y el paso del tiempo. La humedad y el calor están presentes la mayor parte del año, aunque con mayor hincapié en verano. Por eso en las baldosas de alrededor hay que echar productos para eliminar organismos que puedan aparecer.

En resumen, para disfrutar de una piscina tenemos que realizar cuidados durante todo el años. Algunos a diario, en temporada de verano, como el control del pH y del cloro. Y otros semanales, en verano, como suministrar cloro. Además, aprovechando la temporada de invierno – otoño, debemos limpiar paredes y el fondo de las piscinas. Sea la época que sea la piscina hay que cuidarla para después poder disfrutarla y crear allí grandes recuerdos.